Sé que a veces, aunque quedes satisfecho con las comidas, te da hambre entre cada una. Tal vez sea por el gasto de energía que haces, por ejemplo, en el trayecto a tu trabajo o escuela después del desayuno, o bien, al regresar de la comida. Para sentirte satisfecho y siempre con energía., te comparto un secreto: consume tentempiés entre comidas, cosas ligeras y saludables, pequeños snacks que aligeren el hambre que sientes. ¿Qué te parecen algunas verduras? O si prefieres algo más dulce, opta por una frutita.

Cualquier verdura o fruta, confía en mí, restaurará tu energía y te dará una sensación de saciedad. Así obtendremos muchos beneficios:

  • No tendrás que consumir demasiados alimentos en cualquier comida fuerte del día.
  • Estarás cuidándome al darme alimentos sanos.
  • Podrás rendir mejor en tu jornada.
  • No sufrirás con esos molestos ruidos o dolores que hace mi estómago cuando tiene hambre.
  • Verás cambios positivos en mí, pues estarás procurándome de mejor manera.

No olvides que si tú estás feliz, yo también lo soy. Consiénteme y cuídame porque somos un equipo y si ambos tenemos bienestar todo lo que hagas va a salir de mejor manera.

Atentamente:

Tu Cuerpo

#EscuchaAtuCuerpo