Ya pasamos el Día de la Virgen de Guadalupe, Navidad, Año Nuevo, Reyes Magos y su rosca, muchas reuniones, comidas y cenas. Pero aún está pendiente disfrutar de los suculentos tamalitos del 2 de febrero, ¿verdad? Hagámoslo pero sin descuidarme, ¿te parece?

¿Qué sabor vas a escoger? Habrá muchos para elegir: verde, rojo, de rajas, dulce, de elote y una gran variedad. ¡Escoge el que más te guste!, pues no por antojo vayas a comer uno de cada uno hasta que me hagas sentir muy lleno. Tal vez con uno o máximo dos estaremos satisfechos. Escoge bien tu sabor.

Además, procura que en este Día de la Candelaria tu desayuno, comida y cena no sea la misma: tamales. Recuerda que racionar tus porciones nos hará sentir bien a los dos 🙂

Seguro también se te antoja beber algún atole, café o cualquier otra bebida para acompañarlos, con un vasito basta para calmar el antojo.

¡Disfruta de nuestras tradiciones, midiendo tus porciones!

Atentamente:

Tu Cuerpo.

#EscuchaATuCuerpo