Mantenerte activo es más fácil de lo que te imaginas. Hay muchas opciones que son sencillas y que pueden quedar dentro de nuestra rutina para ayudarnos a llevar una vida más plena y feliz.

¿Sabes a qué me refiero? Todos los días se nos presentan momentos en los que debemos tomar una decisión, por simple que parezca. Cuando lo hagamos, pon primero nuestra salud.

Y si te preguntas, ¿cómo vamos a poner primero nuestra salud? Aquí te comparto algunas ideas para que lo imagines mejor:

  • Por ejemplo, en vez de hacer fila para subir por las escaleras eléctricas en el metro, ¡subamos de manera tradicional!
  • Y si llevamos auto, déjalo un poco alejado de la entrada cuando vayas al supermercado o a las plazas comerciales, así podremos dar unos pasos extra.
  • Si en nuestro trabajo tenemos elevador, decídete también por las escaleras normales. ¡Mira nuestra pantorrilla!

Si hacemos esto a diario, podremos adquirir una mejor condición física y los músculos nos lo agradecerán. ¡Hagamos cambios juntos! Las pequeñas acciones harán la diferencia. ¿Estamos listos?

Atentamente:

Tu cuerpo

#EscuchaAtuCuerpo